¿Que es la hepatitis?

 

La hepatitis es una inflamación del hígado. La afección puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado. Los virus de la hepatitis son la causa más frecuente de las hepatitis, que también pueden deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (por ejemplo, el alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunes.

La hepatitis A y la E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados. Las hepatitis B, C y D se producen por el contacto con humores corporales infectados. Son formas comunes de transmisión de estos últimos la transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, los procedimientos médicos invasores en que se usa equipo contaminado y, en el caso de la hepatitis B, la transmisión de la madre a la criatura en el parto o de un miembro de la familia al niño, y también el contacto sexual.

Síntomas

Los síntomas de la hepatitis incluyen:

  • Dolor o distensión en la zona abdominal

  • Orina turbia y deposiciones de color arcilla o pálidas

  • Cansancio, fatiga

  • Febrícula

  • Picazón

  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel o los ojos)

  • Inapetencia

  • Náuseas y vómitos

  • Pérdida de peso

  • Diarrea


 

Causas y factores de riesgo

  • Sistema inmunológico alterado (las células atacan al hígado)

  • Infecciones por virus (como A, B o C)

  • Bacterias o parásitos

  • Daño hepático por intoxicación (Alcohol, drogas, venenos…)

  • Medicinas como el paracetamol (un uso prolongado o altas dosis)

  • Hígado graso

  • Trastornos hereditarios

  • Hemocromatosis (acumulación excesiva de hierro en el organismo)

  • Enfermedad de Wilson (acumulación excesiva de cobre en el organismo)

  • Lesiones debidas a la interrupción de la irrigación sanguínea normal del hígado.


Desde un punto de vista fisiológico, el hígado se renueva por completo cada 5 meses, es pues el órgano de nuestro cuerpo con mayor capacidad de regeneración. El hígado es de hecho el principal órgano de desintoxificación del organismo pero precisamente por eso también es el más sensible a sustancias químicas tóxicas, fármacos y el alcohol.

La clave de la salud hepática está en la alimentación, pudiendo revertir los procesos inflamatorios y llevar a una rápida regeneración del tejido hepático.

 

Complementos alimenticios hepatoprotectores

 

Silicio Orgánico, el silicio es un gran ayudante en la regeneración del hígado siendo un potente neuro y hepatoprotector, con acción antiinflamatoria y evitando los procesos degenerativos de los tejidos. La dosis aconsejada serían de 60 a 120ml diarios.

Otros alimentos que podemos añadir a nuestra alimentación diaria serían: arándanos, cúrcuma, comino negro, alcachofa, hongos medicinales como el cordyceps, maitake, shiitake ayudarián a la desintoxificación y moderarían la inflamación del hígado.

©2019 por silicioorganico. Creada con Wix.com