Yo, el Silicio

11 Oct 2018

 

 

 

YO, EL SILICIO. ¿CUAL ES MI FUNCION EN TU CUERPO?


Cuántas cosas tienen que ver conmigo ¡Yo el silicio! 

Hacía tiempo que os quería hablar. Antes de mí, han pasado en estas cartas, el Hierro, el Aluminio y el Yodo para la tiroides, en las cartas Nº 82, 94, 128 que pueden encontrar en la página web: www.professeur-joyeux.com

¿Quién soy?

Mi nombre viene de Silex-Silice y el sufijo “ium” significa en latín “metal” tal que “ferrum” hierro. Mi símbolo químico es Si. En inglés me llaman “Silicon” el nombre de Silicon Valley, el valle del silicio en USA, entre San Francisco y San José en California viene dado por la presencia de numerosas empresas electrónicas que necesitan mucho silicio. Soy uno de los elementos esenciales en las tecnologías más modernas, ya que soy un buen conductor eléctrico.

Fui descubierto en 1823 por un sueco, Jöns Jacob Berzelius (1779-1848) pero ya era conocido desde la antigüedad por mi importante presencia en los minerales debido a que me encontraba abundantemente en ellos. Estoy presente en las piedras, en el cuarzo, el vidrio, las cerámicas, las baterías de los ordenadores, en los paneles solares y también en los vegetales, los animales y vosotros mismos, los queridos humanos.

“El silicio está listo para revolucionar nuestro enfoque terapéutico “, dijo Luis Pasteur en 1857

 

Soy un metaloide con las propiedades de los metales y las de los no metales. Mis propiedades químicas son las de los no metales. Tengo una estructura tipo diamante. Puedo combinar con metales en forma de aleación, como un acero especial FeSi y con aluminio, AlSi en automóviles con sus neumáticos ecológicos, en la industria aeroespacial y en los recambios de relojes de alta gama.

En la tabla periódica de los elementos químicos, desarrollada en 1869 por Dimitri Ivanovitch Mendeleïev (1834-1907) según la masa atómica de los elementos, yo el Si estoy en la catorceava posición.

Para los químicos, la masa en kg de los átomos equivale a 10-27 kg. Las masas atómicas se fijaron en 1 para el hidrógeno (1 protón = 1 unidad), 16 para el oxígeno y 12 para el carbono.

Mi masa atómica, Silicio, catorceavo elemento de la clasificación es de 28. La del Aluminio, treceavo elemento, es de 27 y la del fósforo, el quinceavo elemento es de 30. Yo soy capaz de combinarme fácilmente con el oxígeno bajo la forma de Si-O o SiO2 dióxido de silicio.  

Con 4 átomos de oxígeno que se aferran a mí, formo el silicato. Soy cómo el elemento químico, carbono “C”, el número atómico es 6, tetravalente, cosa que quiere decir que 4 átomos pueden aliarse conmigo. En vuestro organismo no soy tóxico. Reduzco el número de alergias ya que me necesitáis para mantener y estimular vuestras defensas inmunitarias.

Aleado con el Aluminio soy Silicato de Aluminio, con el Magnesio soy el trisilicato de Mg, con quién me disuelvo rápidamente en el estómago haciendo una acción antiácida, así pues, utilizado en medicina.

Se utiliza el término «silicio orgánico» cuando los químicos juntan uno o varios átomos de carbono sobre un átomo de silicio, que da con el radical metilo CH3 (que lo hace lipofílico y le permite atravesar la piel) y tres funciones de alcohol (que lo hacen soluble en agua), un mono-metilo-silano-triol o MMST o un dimetilsilanodiol.

Es el silicio orgánico el que tiene la mejor biodisponibilidad, 70% en comparación con el silicio mineral (menos del 10% de biodisponibilidad).

 

¿Dónde me encuentro y a qué me parezco en la naturaleza?

Yo el Silicio, no existo en estado libre en vuestra Tierra, pero soy muy abundante en forma de óxidos, de silicatos.

Cuando estoy en el estado elemental cristalino, me veo como un metal duro y gris. Mis puntos de fusión y ebullición son muy altos. Mi forma amorfa es un polvo marrón eléctricamente conductor que se puede derretir y vaporizar fácilmente.

Estoy presente en la corteza terrestre, el Sol, la Luna, Marte, las estrellas y los meteoritos.

En la corteza terrestre, soy después del oxígeno, el elemento más abundante. El Oxígeno está en 41.2%, yo el silicio, 28%, cuando el aluminio está en 14.3, el hierro 4.7 y el calcio 3.9%

Yo formo con el cuarzo y los silicatos, más del 90% de la corteza terrestre. Estoy presente en numerosos minerales, rocas y en la arena, resultado de la desintegración del granito.

Estoy presente en los mares y océanos. Los fondos marinos contienen mucho Silicio ya que están constituidos por vasos siliciosos (de al menos 10mg/l a 2000metros de profundidad). En la superficie, en la zona fótica, donde penetra la luz, la concentración es de 1 mg/l solamente.

Soy uno de los 26 minerales del Mar Muerto y de mi se ha escrito muy justamente:

«Favorece la formación de colágeno y mejora la elasticidad y la densidad de la piel. Importante para el mantenimiento de la fuerza, del espesor apropiado y la producción de colágeno en la piel»

 En la Sal natural del Himalaya, también estoy presente, así como en otros oligoelementos teniendo una concentración elevada en sales minerales y oligoelementos: mi concentración es de 10mg/100g

Estoy muy extendido en la naturaleza, especialmente en plantas y animales, pero en cantidades menores en éstos últimos.

Yo, el silicio orgánico soy muy diferente del silicio mineral. Como veréis es bajo la forma orgánica que os soy más útil ya que mi biodisponibilidad reconocida científicamente es del 70%, y bajo forma mineral pura no supera el 10%. ¡De hecho, no coméis arena o extractos de cuarzo o de cristal! Se trata del Silicio mineral, es inerte y nunca será asimilable. Como una bola de acero o cristal que os tragaríais, ésta saldría tal cual por vuestro tracto digestivo. Los niños lo saben.

Las plantas saben utilizarme y vosotros los humanos no me conocéis bien. Por eso, me necesitáis. Tenéis a menudo, carencias de Silicio, ya que no consumís suficientes vegetales. Cosa que hace que escasee en muchas zonas de vuestro cuerpo. Sólo el 5% de mi parte asimilable será eliminada por la orina, el resto se distribuye en vuestro cuerpo en los muchos tejidos donde tengo un papel importante.

La ingesta mínima se evalúa en 2mg se silicio orgánico por día. Es necesario para rehacer las reservas necesarias y la renovación de las células de muchos tejidos. La deficiencia de silicio observada durante el envejecimiento, que puede disminuir en un 80%, solo puede interrumpir la regeneración natural y la curación cuando es necesario.

Todos los tejidos y órganos se renuevan a diferentes velocidades.

 Los vegetales son ricos en Silicio 

Soy indispensable para el crecimiento de numerosas plantas.

Podéis encontrarme bajo 4 formas diferentes:

Mineral puro y polimérico en el suelo que nutre las plantas, orgánico ligado a un ácido (ácido mono silícico – H4SiO4) absorbido por las raíces de las plantas, cristalino a la superficie de las hojas de las plantas que les da una resistencia y un aspecto reluciente, con reflejos metálicos azulados.

Una plantación de una hectárea de leguminosas, hayas o trigo requiere respectivamente 20, 63 y 105 kg de sílice cada año.

Una cierta rigidez permite una mejor orientación de la hoja a la radiación solar y aumenta el potencial de fotosíntesis de la planta. Me encanta el sol, que me calienta y me gusta hacerle de espejo.

Mi presencia, al igual que la mayoría de los minerales aumenta de manera constante con la temporada y se puede multiplicar por 5 entre la primavera y el otoño. Las hojas situadas en las zonas más iluminadas son más ricas en silicio.

Como para vosotros los seres humanos, una suplementación de sílice aumenta la resistencia. Está demostrado en los cereales que son más resistentes a enfermedades y plagas, mejores que con los pesticidas que son muy perjudiciales en la cadena alimentaria.

Muchas plantas comestibles me necesitan a mí, el silicio para su desarrollo adecuado, al igual que los humanos. La tasa de absorción de silicio de las raíces de una planta a las hojas es parecida a la del flujo de savia.

Soy parte de la pared celular de diversas algas marinas (1 a 180 mg / 100 g) y me encuentro en gran cantidad en el plancton para alimentar a los peces. Las plantas acuáticas y terrestres me asimilan bajo mi forma orgánica, ácido silicio Si (OH4).

 

En miligramos, por 100 g de productos frescos, las concentraciones varían en todos los vegetales y por lo tanto tenéis mucho donde elegir.

Avena (360-450 mg), la cebada y malta de cebada (200-230mg), trigo (de invierno 6.25 y de primavera 7,5 mg), trigo sarraceno, el azúcar de caña marrón (70 mg / 100 g), jengibre (21 mg), dátiles (28 mg), tapioca (22 mg), judías verdes (10 mg), gránulos (14mg), uvas pasas (14mg), avellanas (10 mg), centeno ( 10mg), plátano (8 mg), patatas (4,5 a 5,5 mg), tomates, pimientos, berenjenas, pimientos .. también el perejil (12 mg), repollo, nabos (12 mg), hinojo (8 mg), lechuga (2 mg), escarola, espinacas (3 mg), alcachofas, salsifí, alcachofas de Jerusalén, girasoles, mijo, hierbas y también a la familia de puerro (6 mg), berro, espinaca (3 mg), mostaza, colza, rábano y la sandía (3,5 mg) ...

 

Las cantidades más grandes son en su mayoría en vegetales, de ahí la importancia de consumir arroz (8-36mg) (estoy ligado a las proteínas) el trigo (26 mg) y en la piel de las patatas obviamente. Las pectinas presentes en la "piel" de los frutos tienen 5 veces más silicio que en los

muco-polisacáridos animales, allí donde se depositan las sales de fosfato de calcio en los huesos.

 

En la fitoterapia, la cola de caballo (contiene 60 mg de sílice / 100 g), fresca y sin secar, el bambú (9 mg en el rodaje), los brotes jóvenes frescos de ortiga (380 mg / 100 g),avena (360-450 mg) , contienen grandes cantidades de silicio, utilizadas también en cosmética.

El secado excesivo de estas plantas en forma de extractos suprime los efectos beneficiosos ya que el silicio polimeriza y pierde su eficacia.

 

  • En las bebidas

Las aguas minerales contienen una gran cantidad de Silicio: Source Didier (Martinica) 130-140 mg/l, Rozana: 95mg/l - Chateldon: 90mg/l -Fiji water: 45mg/l - Spritzal: 35 mg/l- Volvic: 31mg/l - Badoit: 30mg/l -Vichy Célestins: 30mg/l.

Está demostrado que consumir 86 mg/día de silicio de agua mineral aumenta la excreción urinaria durante 3 meses en la post menopausia. Así mismo los excesos son eliminados por la orina.

Los tés instantáneos contienen 40mg/100g y en el café 20mg/100g

Los vinos sobre todo pueden ser considerados fuentes de Silicio interesantes (rojo: 1,8mg/100g y blanco: 1,4mg) y la cerveza (3-6mg de silicio/100g).

Algunos suelos de la viticultura contienen cuarzo compuesto por silicio en su gran mayoría como silicatos o tecto-silicatos, con trazas de otros minerales, Aluminio, Litio, Hierro, Magnesio, Calcio, Sodio que los encontramos en las uvas y el lúpulo. El Si está también en el cristal con el que hacemos las botellas, pero evidentemente no está hecho para ser consumido.

Los buenos vinos contienen dióxido de silicio, aceptado en EUA como aditivo. ¡Mejor escoger nuestros mejores vinos europeos! Finalmente, debe tenerse en cuenta que la protección ósea del silicio, no depende de la cantidad consumida, al contrario, tanto por el vino como por la cerveza. 

- Los productos animales son menos ricos en silicio.

Los más ricos en silicio son por 100g: mariscos (almejas 100mg y ostras 6 mg), los cerebros 17 mg, hígado de vaca (11 mg), cerdo (6 mg), de ovejas (2 mg), mollejas (3 mg), riñón (2 mg), Gruyere (2 mg), la yema de huevo 0.8mg y finalmente 3 veces más en el calostro que en la leche

El Silicio orgánico es el único asimilable.

No existe fuera de su presencia en las plantas y en los tejidos animales. 

Ha sido sintetizado en 1957 por Norbert Duffaut, químico orgánico de la Universidad de Burdeos, quien nombró a su descubrimiento DNR (Duffaut Norbert Remedio), G1 después G2. Se trataba del (MonoMéthylSilaneTriol) que hemos visto más arriba. Primero se usó como una pomada con efectividad en enfermedades de la piel, especialmente la psoriasis.

Este descubrimiento fue retomado por Loïc Le Ribault, doctor en ciencias, doctor en sedimentología. En 1970, demuestra que «ciertos cristales de cuarzo llevan en la superficie una película amorfa de silicio soluble dentro del agua» En 1975 tiene éxito realizando soluciones organosilicicas. Las nombra G5 e incluso G5 Siliplant.

Esta solución permanece frágil, protegida de la luz, el calor y sin contacto con el vidrio o cualquier otro metal.

¿Dónde encontrar el mejor, el original? Loïc le Ribault él mismo lo dice en una entrevista que he tenido la suerte de escuchar:

La sociedad Silicium España Laboratorios SLU fabrica, distribuye y desarrolla una gama de productos basados en el silicio orgánico del Dr. Loïc Le Ribault. La misma fórmula del Siliplant G5 en 1000ml o el nuevo formato Siliplant G7 en 500ml. Contienen 360mg de silicio orgánico natural por litro siendo 10mg de silicio orgánico por 30ml.

(En EUA, dónde he estado recientemente, he prescrito para una psoriasis en estado avanzado que se resistía a los tratamientos clásicos, una cura de silicio orgánico, por vía oral a razón de 60-90ml de 3 a 4 veces por día (30ml por la mañana en ayunas, mediodía y noche) y localmente aplicaciones regulares en manos y pies).

Podemos encontrar fácilmente en Silicium Laboratorios LLC - 3325 NW 70th Ave, Miami, FL 33122, EE. UU. https://www.orgonosilica.com/en/.

Yo el Silicio en vuestro cuerpo, soy un oligo elemento esencial.

En vuestro cuerpo me encontraréis en un total de 3 a 7 g de silicio. Soy esencial para vuestra salud. Voy a demostrarlo.

Tenéis necesidad de silicio: 20-50mg/día, más los hombres que las mujeres. El 50% se elimina por la orina en la que hay una muy baja toxicidad. La necesidad mínima sería de 10 a 25mg por día. En China como en la India el aporte sería de 140 a 200 mg/día, pero no sabemos bien porqué.

Según la agencia europea de seguridad alimentaria (European Food Safety Authority) los complementos de Si están disponibles en varios países en dosis cotidianas de 1 a 75 mg.

Puedo competir con el exceso de calcio y también el de Aluminio. Vuestras aguas del grifo a menudo contienen sulfato de Aluminio. Normalmente todo el Aluminio tomado por vía digestiva es eliminado por la misma vía, excepto en el caso de porosidad intestinal.

Oficialmente «La norma de 200 microgramos de aluminio por litro de agua fijada por la OMS es discutible, no es más que una referencia de calidad, no un límite, en la ausencia de control las compañías de agua se permiten el lujo de sobrepasarla sin informar al consumidor… Ciertos estudios evidencian el vínculo entre un agua potable demasiado cargada de aluminio y ciertos casos de demencia, estos síntomas recuerdan a los de la enfermedad de Alzheimer. En 1976, casos de demencia, dolores articulares, de descalificación de huesos, de anemia aparecieron en casos de insuficiencias renales bajo diálisis»

Soy capaz, Yo el Silicio, de evitaros una intoxicación alumínica. Es por esto que decimos que soy capaz de «quelar» los metales pesados peligrosos para vuestra salud, además del Aluminio, el Plomo, el Cadmio y el Arsénico muy presente en vuestros cigarrillos. No necesitáis estos metales en vuestro cerebro, sólo si queréis tener Alzheimer.

El profesor Christopher Exley, profesor de bioquímica inorgánica en el Centro Birchall de la Universidad Keele, Staffordshire en Inglaterra, especialista en eco-toxicología del aluminio lo ha demostrado para este metal.

  • En lo que me convierto, Yo el Silicio, en vuestro tracto digestivo.

Cuando soy consumido por vía digestiva, soy absorbido rápidamente y paso a la circulación sanguínea. En vuestra sangre, soy libre bajo la forma ácido silícico, sin estar atado a las proteínas. Una hora y media a dos horas después de la ingestión, estoy en máxima concentración en la sangre, siendo absorbido a nivel en la parte alta del intestino delgado.

La absorción intestinal es de 1.4 a 8.4 mg de Si por día.

Esta absorción es muy variable según las bebidas y los vegetales. El silicio de las judías verdes se absorbe mejor que el de los plátanos. No sabemos por qué.

Siendo libre en la sangre, yo el Si, soy eliminado por la orina al cabo de 3 a 8 horas después de mi ingestión. Esta siliciuria es un buen marcador de la cantidad absorbida por el tracto digestivo. Después de la utilización excesiva y prolongada de antiácidos para el estómago, los riñones, tienen el riesgo de fabricar cálculos mixtos de uratos, fosfatos, oxalatos conteniendo una débil cantidad de Si.

El silicio polimerizado se absorbe muy poco. Sólo un 2% pasa la barrera digestiva. Se encuentra normalmente en las heces.

Después de la absorción digestiva, yo el Silicio me distribuyo por los huesos, los tendones, los cartílagos articulares, además de en los grandes vasos, la tráquea y la piel, pelo y uñas.

También jugaría un efecto protector en el cerebro contra el aluminio. Tanto en el cerebro fetal humano como en el animal, encontramos de hecho una alta concentración de Si.

-  A nivel de huesos y cartílagos de las articulaciones: Fuerza y Flexibilidad.

Yo, el silicio pertenezco y soy necesario desde el estado embrionario a la síntesis de los huesos, del colágeno y de la elastina para los tejidos más blandos. Químicamente hablamos de proteoglicanos, unificando proteínas y azucares complejos. Sin mí, el silicio, no hay colágeno.

Varios tipos de proteoglicanos han sido identificados con diferentes funciones: sulfato de condroitina para el cartílago articular, sulfato de dermatán para la piel, sulfato de queretano para las faneras y sulfato de heparán, el cual desempeña un papel en la coagulación de la sangre, en forma de heparina, diluyendo la sangre.

En el hueso, las mallas son muy apretadas, lo que agrega cohesión y dureza al hueso. Las mallas son más anchas en los tejidos conjuntivos de los cartílagos articulares, fascias que cubren los músculos y los tendones. Yo, el Silicio, estaré presente a razón de 500 mg por tejido seco.

Soy necesario para la fijación del calcio en los huesos, pero el excesivo consumo de calcio (sobre todo de origen animal en vuestros hábitos alimentarios) reduce la absorción digestiva del silicio. Un aporte alimentario de más de 40mg/día, ha sido asociado a una mejor densidad ósea en las mujeres post-menopaúsicas.

Potencio la acción del Zinc (Zn) y del Cobre (Cu) que son oligoelementos esenciales en vuestra vida.

Se ha demostrado que la bordura ósea en construcción llamada osteoide, donde está hecho el hueso, tiene una alta concentración de silicio que está menos presente en el hueso maduro.

Envejeciendo, cuando no me consumís suficiente, reduciendo la parte de los vegetales y tomando más productos animales (derivados de los productos lácteos), no renováis vuestros tejidos óseos y conjuntivos. Acabáis siendo los reyes y las reinas de la osteoporosis, explotados al máximo por laboratorios que os proponen protocolos de moléculas que son costosas para la salud pública y con efectos indeseables no insignificantes.

 

Os recuerdo que si a los 100 años os alimentarais bien (80% de productos vegetales frescos y un máximo de 20% de productos animales) reharíais vuestro esqueleto cada 10 años.

Las patologías deportivas atañen a las articulaciones del tendón y pueden ser responsables, además de hematomas, esguinces, tendinitis, microfracturas de inflamación y dolor.

Me utilizan en estos casos en forma de Gel de Silicio orgánico (sin parabenos), Gel que penetra fácilmente en la piel y en los tejidos subcutáneos y alivia rápidamente. Hay también el gel Silicium G5 con las mismas indicaciones, incluyendo estrías difíciles de eliminar.

 - A nivel de vasos: elasticidad y velocidad (vector de velocidad)

En el tejido del vaso más grande de vuestro cuerpo, la aorta, es allí dónde estoy en gran concentración de elastina. Estoy cerca de 300 μg / g de tejido seco con 700 μg / g de proteoglicanos. A medida que envejecéis, reducís vuestro capital en elastina y vuestras arterias se vuelven más rígidas. Así que no me olvides, ahora sabes dónde puedes encontrarme.

Con la edad, el contenido de silicio de la aorta pasa de 200 μg / 100 mg de tejido seco entre 0 y 1 año, 150 μg entre 10 y 20 años y 80 μg entre 30 y 40 años.

En los conejos, se ha demostrado que una dieta enriquecida con colesterol crea aterosclerosis que fragmenta las fibras de elastina. Y si agrego silicio, la elastina disminuye esta fragmentación, protejo sus vasos y participo en la regulación de la presión sanguínea.

  • En el sistema inmunitario: las mejores defensas-

Vuestro sistema inmunitario tiene necesidad del pronto funcionamiento del timo (310mg/100g de tejido seco) Estoy presente para ayudar a fabricar linfocitos T. Así mismo, las diferentes familias de glóbulos blancos me necesitan para luchar contra las infecciones. Vuestras glándulas suprarrenales (47±27 mg/100g de tejido seco) funcionan mejor conmigo para gestionar vuestro estrés. Los finales del día llenos de cansancio de la jornada, escalofríos en las extremidades, reflejan insuficiencia suprarrenal.

A nivel de pulmones puedo ser tóxico y puede haber peligros. Lo veremos con la Silicosis.

 

-    A nivel de la piel y epidermis, uñas y cabello.

Gracias a la elastina, dónde estoy presente en gran cantidad, vuestra piel adolescente es flexible y delicada. Cuando envejecemos me olvidáis, no bebéis suficiente. Mal hidratada, vuestra piel se vuelve seca y pierde elasticidad por mi carencia. Entonces no os gustan vuestras arrugas y vuestras estrías en la piel de vientre y piernas. Normalmente aparecen después del parto o cuando hay sobrepeso.

Yo, el silicio estoy presente en µg/g de tejido seco en vuestra epidermis con 106 µg/g, vuestra dermis tiene el vello fuerte a 25, y el vello débil a 19, en vuestras uñas a 56 y vuestro vello abdominal a 90 µg/g.

Por comparación veréis que en la piel de ternera estoy presente en más concentración 3200 a 4300 que en la piel de pescado de 350 a 450µg/g.

Por suerte, yo atravieso fácilmente vuestra piel. Se demuestra la absorción transcutánea de ácido silícico sobre la piel con una gasa empapada.
Minutos después se encuentra de manera idéntica en la sangre.

No espere a que sus arrugas eviten la cirugía estética. Coma mejor con más vegetales y si es necesario complemente con silicio orgánico.
Promoverá la formación de colágeno y elastina, y evitará y economizará con las estafas de la cosmética, como las inyecciones de productos, el Conjonctyl que tiene demasiadas virtudes si uno cree un marketing bien pensado de acuerdo con los objetivos a alcanzar.

Así cuanto más estoy presente en su piel, más rico es en silicio y su piel es más flexible, con buena consistencia, poco arrugada, y si usted tiene una herida cicatriza rápidamente y bien.

Fue tratando su propia psoriasis, que Loïc Le Ribault, puso a punto el silicio orgánico más eficaz, descubriendo efectos positivos para la piel de sus manos.

 

Para vuestro cabello, no me olvidéis, ya que puedo favorecer sus reflejos y la renovación cuando tenéis tendencia a perder. Misma eficacia adaptada a vuestras uñas. Las uñas normales están compuestas de 19 a 20% de silicio.

Os imagináis lo útil que puedo ser después de la quimioterapia, normalmente difíciles de soportar y más a medida que se envejece.

 

  • Yo, el silicio, en vuestras células: mi rol energético

Estoy presente sobretodo en las membranas de las células suprarrenales del estómago, del hígado, de los riñones, músculos y también en su núcleo y en particular en las mitocondrias. Estas son las centrales energéticas del organismo que producen la ATP, molécula energética por excelencia.

Estoy presente en la célula, en microgránulos de 5 a 10 nanómetros a doble nivel. Centriolo o Centrosoma, destinados a organizar la multiplicación de la célula. Es una enzima específica presente en la pared mitocondrial que participa en mi transporte en la mitocondria.

Juego un papel importante, electroquímico, por las diferencias de potencial que rigen los intercambios entre el entorno celular y el entorno extracelular. Estos intercambios son esenciales durante la actividad muscular, por ejemplo, o en período digestivo para las células responsables de la digestión y la absorción.

Es lo mismo para las células nerviosas durante los períodos de actividades fuertes de memorización.

¡Los alvéolos pulmonares no me quieren! Silicosis

Si me respiras en forma de polvo silicioso, puede ser responsable de una enfermedad pulmonar muy grave, la silicosis.

A parte del silicio se asocian otros polvos minerales, la pizarra, el carbón y también el talco.

Los glóbulos blancos macrófagos de la pared de los alvéolos pulmonares me capturan. Me acumulo en forma de nódulos macroscópicos, visibles radiológicamente. Se llaman nódulos silicóticos de 1 a 6 mm de diámetro.

La silicosis ha sido reconocida como la enfermedad profesional de los mineros, los trabajadores de la cerámica, de la porcelana, hornos, polvos de hormigón, cristal…

La dificultad respiratoria se vuelve gradualmente permanente, asociada a hemoptisis frecuentes (esputo en sangre) e infecciones broncopulmonares. En la radiografía de tórax, las opacidades nodulares son típicas, normalmente fáciles de diferenciar de la tuberculosis.

La broncoscopia visualiza lesiones que el especialista puede biopsiar. La silicosis además del tabaco aumenta el riesgo de cáncer de las vías respiratorias. ¡Evita respirarme!

Lo habéis entendido, soy un oligoelemento esencial en vuestra salud, en todas las etapas de vuestra vida.

¡Que tengáis buena salud!

Profesor Henri Joyeux 

Please reload

Últimas noticias

LA CARENCIA DE SILICIO EN LA ALIMENTACIÓN MODERNA

February 22, 2018

1/4
Please reload

Síguenos
  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Google+ App Icon
  • YouTube App Icon
  • Pinterest Classic
Más artículos
Please reload

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Google+ App Icon

@Association Internationale des Amis
de Loïc Le Ribault (AIALLR)

APDO 71 - ES 33450 Piedras Blancas
Contactez-nous : 

aialoicleribault@gmail.com