Efecto Antiaging

 

 

Con la vejez, los niveles de silicio disminuyen en el cuerpo. Este hecho puede contribuir a muchos factores de envejecimiento incluyendo pérdida de masa ósea y enfermedades cardiovasculares.

La disminución del contenido de silicio en algunos tejidos como la piel con la edad, es un hecho. En la aorta también ha sido comprobado en animales y en el hombre, lo que facilitaría el desarrollo de la ateroesclerosis.

La diabetes senil, Monceaux podría tener como una causa la disminución del contenido de silicio en el páncreas, una glándula relativamente rica en ese elemento en donde jugará una función definida.

 

Es probable que una deficiencia en silicio (aparte de problemas hormonales) pueda ser causa de osteoporosis, el importante papel del silicio en la fijación del calcio, hace pensar en ello. En estudios epidemiológicos, se ha visto que algunas etnias africanas, con una ingesta mínima de calcio (con dietas que incluyen entre 200 y 450 mg de calcio diarios), pero ricas en elementos fibrosos y granos como el mijo, muy ricos en silicio, no conocen la osteoporosis. Naturalmente no se pueden ignorar factores genéticos, o de adaptación, rebajando la excreción fecal de calcio y la costumbre de las mujeres de llevar cargas sobre la cabeza, etc., pero aun así, no se puede descartar al silicio como un factor más.

 

En 1993, se realizaron unos estudios en el Centro Hospitalario de Toulon, en Francia en mujeres postmenopáusicas con osteoporosis en los que se vio como la suplementación en silicio incrementaba de forma significativa la densidad del fémur. El fémur es un excelente indicador de osteoporosis[i] .

 

En el Instituto de investigación biomédica Inserm (Francia), se estudió el efecto que tenía la suplementación de silicio en ratas ovariectomizadas para evitar la resorción ósea. Se pudo comprobar que no sólo disminuye la pérdida de masa ósea sino que además se aumenta la formación de la misma hasta un 30% comparado con el testigo[ii].

 

Estudios recientes demuestran que el silicio proporciona un efecto protector frente a elevados niveles de aluminio en agua de bebida asociada con desórdenes cognitivos en la senescencia, como el Alzheimer[iii]. Su alto contenido, junto al del aluminio en las placas gliales de los cerebros de los afectados por ese trastorno, hace suponer una acción bloqueante del aluminio[iv]. El alto coste social de esa enfermedad ha reavivado el interés por el silicio como preventivo, aunque el aluminio solo sea un factor más.

 


[i] EISSINGER, J CLARET D. “Effects of silicon, fluoride, eritronate and magnesiliconum on bone mineral density: A retrospective study”. Magnesiliconum research, 6 247-49 1993.

 

[ii] HOTT M et al. “Short term effects of organic silicon on trabecular bone in mature ovarectomized rats”. Calcified tissue International,  53 174-79, 1993.

 

[iii] EDWARSON, JA., MOORE PB., FERRIER IN., LILLEY JS., NEWTON GW., BARKER J., TEMPLAR J., DAY JP. “Effect of silicon on gastrointestinal absorption of aluminium”. Lancet (1993), Jul. 31: 342 (8866): 299 (abstr.).

 

[iv] JAQMIN GODDA. “Silica and aluminium in drinking water and cognitive impairment in the elderly”. Epidemiology, 7 281-285. 1996. 

 

 

Tratamiento en problemas de piel

@Association Internationale des Amis
de Loïc Le Ribault (AIALLR)

APDO 71 - ES 33450 Piedras Blancas
Contactez-nous : 

aialoicleribault@gmail.com