Glándulas tiroides

 

La tiroides es una glándula endocrina situada en el cuello, justo debajo de la laringe. Las glándulas endocrinas producen hormonas, unas sustancias químicas que transportan mensajes a otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo. La glándula tiroides produce la hormona tiroidea y está regulada por la pituitaria, que es una glándula maestra situada en la base del cerebro.

La hormona tiroidea ayuda a todas las células del cuerpo a funcionar de forma correcta controlando el metabolismo, es decir, la velocidad a la que funciona cada parte del organismo. La cantidad adecuada de hormona tiroidea mantiene el metabolismo a un ritmo sano para ayudar al cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos a funcionar bien. Un metabolismo equilibrado también garantiza una temperatura, frecuencia cardíaca, nivel de energía y tasa de crecimiento adecuados.

Los problemas tiroideos incluyen:

  • Bocio: Agrandamiento de la tiroides.

  • Hipertiroidismo: Cuando la glándula tiroides produce más hormona tiroidea de lo que su cuerpo necesita.

  • Hipotiroidismo: Cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea.

  • Cáncer de tiroides

  • Nódulos: Bultos en la tiroides.

     

Los síntomas de la tiroiditis dependerán de la enfermedad de que se trate

 

Bocio; Muchas veces puede ser asintomático, en caso de síntomas suelen ser, hinchazón en la base del cuello que puede ser particularmente obvia cuando te afeitas o te aplicas maquillaje, sensación de opresión en la garganta, ronquera, dificultad para tragar, ahogo.

 

Hipotiroidismo; intolerancia al frío (carácter muy friolero), apatía e indiferencia, disminución de memoria y de la capacidad de concentración mental, piel seca, cabello seco y quebradizo, fragilidad de uñas, palidez de piel, aumento de peso, estreñimiento pertinaz y somnolencia excesiva.

 

Hipertiroidismo; pérdida de peso, aumento del apetito, dificultad para concentrarse, fatiga, deposiciones frecuentes. pérdida del cabello o cabello más fino y quebradizo, adelgazamiento de la piel, temblor en las manos, aumento de la sudoración, palpitaciones, ojos saltones.

 

Cáncer de tiroides; Un bulto o masa en el cuello que algunas veces crece rápidamente, hinchazón en el cuello, dolor en la parte frontal del cuello que algunas veces alcanza hasta los oídos, ronquera u otros cambios en la voz que persisten, problemas de deglución (tragar alimento), dificultad para respirar, tos constante que no se debe a un resfriado.

 

Nódulos; Muchas veces pueden ser asintomático, en caso de síntomas suelen ser, nódulos duros al tacto, o inflamaciones, lo cual causa dificultad para respirar o tragar.

 

Muchas de estas enfermedades son de carácter autoinmunitario, en el que el sistema inmunitario crea anticuerpos que dañan la glándula tiroides. Algunos científicos creen que un virus o una bacteria podrían desencadenar la respuesta, mientras que otros consideran que una falla genética, la contaminación atmosférica o que el estrés oxidativo podrían estar relacionados.


 

Recomendaciones

Toda patología autoinmune se gesta en el intestino, ya que el 70% del sistema inmunitario se halla ahí. Debemos evitar todo aquello que lo inflama: los pesticidas , las comidas procesadas, los metales pesados como el aluminio neurotóxico, los lácteos, los azúcares, las aguas cloradas y fluoradas, así como el exceso de gluten, soja y proteínas animales.

 

Complementos naturales

 

La sangre humana contiene aproximadamente 10 mg por litro de silicio principalmente se encuentra en huesos, paredes vasculares, bazo, músculos, tendones, páncreas, hígado, riñones, corazón, suprarrenales, tiroides y timo, es el mineral que mas interviene en reacciones metabólicas y es indispensable en la construcción normal de los tejidos y en el normal funcionamiento de la tiroides. Se aconseja tomar entre 30 y 60ml al día.

También el selenio es un mineral que juega un papel importante en la regulación natural de la tiroides, por lo tanto es una buena idea consumir alimentos ricos en este mineral. Está presente en algunas carnes y pescados, y de manera abundante en muchos alimentos de origen vegetal como la avena, el ajo, las nueces (en especial las llamadas nueces de Brasil, las semillas de calabaza, la levadura de cerveza y las judías entre otros alimentos importantes.

©2019 por silicioorganico. Creada con Wix.com