Ojos y cejas

 

"Llevo varios años utilizando el G5. Me aplico unas gotas en el ojo porque sufro de mácula en el ojo izquierdo, y aunque no lo cure, contribuye a ralentizar de manera considerable la evolución. Además, hago gárgaras durante 10 minutos con el silicio G5 antes de tragármelo y hace 6 años que no tengo caries. A veces tengo pequeños dolores en las encías, pero después de haber enjuagado 2/3 veces, el dolor desaparece. ¡Cada vez que me curo, doy las gracias al Dr. Loïc Le Ribault que nos ha dejado “de manera extraña”! "Le Roy Guy, el 27 de septiembre de 1013.

"Sigo utilizando el G5 en gotas y como mascara, para los ojos de mi hijo. Hace poco más de un año, le aconsejé a la Sra. Y. (médico de profesión) de empezar un tratamiento de G5. Esta mujer decía que no tenía nada que perder, después de que los médicos la dejaran en mal estado después de su última operación. Decidió seguir mi consejo y en algunas semanas los resultados después de un examen sanguíneo habían mejorado considerablemente. Su estado general ha mejorado, vive mejor". Perrier (Japon). 

Ciertas personas lo utilizan en caso de infecciones virales y están muy satisfechas con el resultado. Por ejemplo, el Sr. J.R. presentaba una queratitis herpética con ulceración de la córnea, lacrimación intensa y fuerte vaso dilatación de la conjuntiva, tratado sin resultado por colirios cortisónicos. A raíz de la aplicación de silicio orgánico, la inflamación desapareció en 24 horas y la cicatrización resultó estar completa al cabo de 7 días. Revisado 3 meses después, el enfermo no presentaba ninguna secuela. Verónica nos cuenta: “He empezado a tomar silicio orgánico para tratarme una queratitis conjuntiva viral. Anteriormente tomaba corticoides. En 48 horas, gracias al G5, me curé por completo: el enrojecimiento doloroso y constante que tenía desapareció, así como los trastornos que sufríaen la vista”.

“He empezado a tomar silicio orgánico para tratarme una queratitis conjuntiva viral. Anteriormente tomaba corticoides. En 48 horas, gracias al G5, me curé por completo: el enrojecimiento doloroso y constante que tenía desapareció, así como los trastornos que sufríaen la vista”. Véronique M., Miles.

Denise, que ha padecido un tumor en la hipófisis nos cuenta: ”Su extirpación me había dejado una vista y un estado general muy deficiente. Utilizo el G5 desde hace 3 años. Poco a poco, me siento más enérgico y, sorprendentemente, he notado una mejoría de mi vista cuando mi caso se consideraba como irreversible. ¡Hasta tal punto que os estoy escribiendo ahora mismo!”. Denise A., Courtely. 

"Eh aquí la cura que otorgo exclusivamente al GG Silicio Orgánico del Señor Loïc Le Ribault: con 7 años, jugando con mis amigos a los mosqueteros, un niño me dio con un bastón, que utilizábamos como espada, con el que jugábamos con fuerza en mi ojo derecho. Tal fue el dolor que me puse a gritar como un loco. Mi madre, aterrorizada por mis gritos, me llevó inmediatamente al hospital porque ¡en ese tiempo cas había perdido la vista en mi ojo derecho! Mi madre era representante médico y los médicos me trataron de una manera muy minuciosa y el veredicto fue una lesión en el ojo, con una ceguera temporal (2 días) sin graves consecuencias. En efecto, 2 o 3 días más tarde empecé a recuperar la vista y no hubo más consecuencias… ¡durante casi 50 años!

Hace 5 o 6 años, mi ojo empezó a darme problemas. Primero una vez por semana, luego  me quemaba el ojo más a menudo. Visité un reconocido médico especialista que me preguntó si había tenido un choque o accidente en el ojo en mi juventud. ¡Había casi olvidado el famoso “espadazo” que me dieron jugando hace 50 años! Prescripción: limpiar el ojo, aplicar colirio, pomadas de óxido amarillo de mercurio, … tantas cosas que sinceramente no me han dado ningún resultado. Las rojeces persistían, las “quemaduras” matutinas también y ¡siempre tenía que ir acompañado de un “kleenex” para secar mis continuas lágrimas! Y un día… (¡Bendigo ese día!), compré el G5 líquido y gel para mejorar mi salud, gracias a dios, excelente, pero con algunos problemillas debidos a la edad… y se me ocurrió, sin consultar a nadie, tal es la confianza que tengo en el Sr. Loïc Le Ribault, probar el G5 Liquido en mi ojo. He comprado un cuentagotas esterilizado, y me he aplicado dos gotas del líquido en mis ojos, con total confianza, delante del espejo. He notado una sensación de alivio y de “limpieza”, difícil de explicar. He aplicado dos gotas, en cada ojo, 3 veces al día. Después de dos semanas y con una inmensa felicidad, he notado que desde entonces ya no sufro de quemaduras en mi ojo “accidentado”. Ya no me llora el ojo, ni de noche ni de día. Al fin mis ojos están limpios. Puedo decir que el blanco de mis ojos es blanco, sin rojeces y sin picores. Mi ojo derecho se está portando de maravilla y ¡he tirado a la basura todos los medicamentos viejos inútiles hasta el momento! Y, por encima de todo, no considero está cura debida al “efecto placebo”, puesto que en mi caso los efectos físicos (dolores, quemaduras y lágrimas) han desaparecido por completo. De hecho, estoy completamente curado gracias al G5 Liquido del Sr. Loïc Le Ribault a quien debo un enorme agradecimiento y al que estoy preparado para dar mi testimonio oficial.” R. D.P. Ostia Lido, Roma (Italie).