SINDROME DE CROHN

La enfermedad de Crohn es un proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal principalmente. Aunque puede afectar a cualquier parte del tracto digestivo desde la boca hasta el ano, afecta más comúnmente a la porción más baja del intestino delgado (íleon) o la del intestino grueso (colon y recto).

La enfermedad de Crohn es una afección crónica, que puede manifestarse a cualquier edad, pero afecta mayoritariamente a personas de entre los 16 y los 40 años. Esta enfermedad se presenta más comúnmente en personas que viven en climas septentrionales. Afecta a hombres y mujeres por igual y parece ser más común en algunas familias. Un 20 por ciento de las personas que padecen la enfermedad de Crohn tienen un pariente, un hermano/a, el padre, la madre o un hijo que tiene algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

La enfermedad de Crohn y otra similar llamada colitis ulcerosa se agrupan con frecuencia como enfermedades inflamatorias intestinales (EII).

Síntomas

Debido a que la enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del intestino, los síntomas pueden ser muy distintos entre un paciente y otro.

  • Cólicos, dolor abdominal, fiebre.

  • Diarrea acuosa, la cual puede contener sangre.

  • Pérdida de peso e hinchazón.

  • Inapetencia.

  • Fatiga.

  • Sensación de necesitar defecar, aun cuando los intestinos ya están vacíos.

No todos los pacientes presentan todos estos síntomas, y algunos no tienen ninguno de ellos. Otros síntomas pueden incluir:

  • Estreñimiento

  • Úlceras o inflamación de los ojos

  • Drenaje de pus, moco o heces de la zona alrededor del recto o el ano (causado por fistulas)

  • Hinchazón y dolor articular (artritis)

  • Úlceras bucales

  • Sangrado rectal y sangre en las heces

  • Encías sangrantes

  • Protuberancias (nódulos) rojas y sensibles bajo la piel que pueden convertirse en úlceras cutáneas.

Principales manifestaciones extraintestinales en la enfermedad de Crohn:

  • Articular: artritis periférica y axial, espondilitis anquilosante, sacroileítis aislada.

  • Cutánea: eritema nudoso (nódulos de color rojo), pioderma gangrenosa (Supuración con gangrena).

  • Oral: aftas, inflamación de los labios, estomatitis angular, gingivitis.

  • Ocular: uveítis (inflamación del iris, el cuerpo ciliar ocoroides), epiescleritis (inflamación del tejido que rodea la esclerótica) (VAN DE Scheur et al. 2002).

  • Hepatobiliar: hepatitis crónica, hígado graso, cálculos biliares, colangitis esclerosante primaria

Causas y factores de riesgo

Los investigadores piensan que en la enfermedad de Crohn, el sistema inmunitario ataca bacterias y virus inofensivos. Durante el ataque, se acumulan glóbulos blancos en el revestimiento intestinal. Los glóbulos blancos causan inflamación crónica, que produce úlceras, llagas y lesiones en el intestino.

Recientemente también se ha descubierto que dos bacterias la Akkermansia muciniphila y la Faecalibacterium prausnitzii (Fp) que se encuentran en una elevada proporción en el intestino humano, parecen estar disminuidas en las heces de pacientes con EII y podrían ser la causa de la falta de modulación de la respuesta inflamatoria y del sistema inmune intestinal.

 

Factores de riesgo:

 

  • Factores ambientales.

  • Suele afectar en mayor proporción a personas de niveles socioculturales elevados y de áreas urbanas e industrializadas.

  • Tabaquismo.

  • Algunas investigaciones apuntan a que una dieta rica en azúcares, hidratos de carbono refinados, y con bajo consumo de frutas, verduras y fibra puede aumentar el riesgo de desarrollar EII.


Tratamiento Natural

En la enfermedad intestinal inflamatoria hay varios factores a considerar, primero la alimentación, esta deberá ser lo más natural posible con alimentos frescos y de proximidad, evitando algún tipo de legumbres y verduras flatulentas. Algunos estudios como el de la clínica Mayo de EEUU apuntan que los lácteos no son beneficiosos para la EII, pues podrían ejercer un efecto proinflamatório. En general la alimentación aconsejada deberá ser altamente antioxidante, zumo de granada, vitamina E, aceite de girasol de primera presión en frío, cereales integrales con moderación (no consumirlos en las crisis agudas), las verduras al vapor y las compotas de fruta por su mayor digestibilidad.

En un lugar muy importante también se encuentran las técnicas de relajación como: conciencia de la respiración, imaginación guiada, meditación y yoga. Con estas técnicas se disminuye significativamente la ansiedad y el dolor y mejoran los síntomas y la calidad de vida de estos pacientes.

Moduladores del sistema inmune como pueden ser los hongos japoneses Cordiceps, Maitake, Reishi, Shitake, Champiñón del sol mejoran la oxigenación de los tejidos, actúan como agentes antiinflamatorios y potentes antioxidantes.

Silicio Orgánico oligoelemento que se encuentra en todos los tejidos, actúa reestructurando el intestino dañado, repara y cierra úlceras, posee acción antiinflamatoria, es un protector de las mucosas intestinales y un excelente tónico para el sistema nervioso periférico del cual depende el intestino.

Probióticos es aconsejable repoblar el intestino con una flora intestinal saludable. Se deberían añadir pequeñas porciones a la comida como la Churut, Kombucha, Kimchi (sin picante), sopa de miso (sin pasteurizar)

Omega 3 ejercen un papel antiinflamatorio y protector del intestino.

A evitar

Se deben eliminar o reducir al máximo en general alimentos flatulentos, como las coles, coliflor, brócoli...

  • Lácteos.

  • Maíz, trigo.

  • Té, café, chocolate.

  • Exceso de proteínas animales y grasas saturadas.

  • Alimentos procesados.

  • Alcohol, vino, cerveza…

  • Levaduras.


Protocolo Natural

Silicio organico toma intensiva 30ml tres veces al día, separado de las comidas y mantener debajo de la lengua dos minutos antes de tragar. Se puede administrar tanto en fases sin síntomas como en crisis agudas.

  • En episodios de dolor Cataplasmas, empapar un trapo de algodón en silicio orgánico y aplicarlo en la zona del vientre, conservarlo al menos 20 minutos o hasta que se seque, repetir dos o tres veces al día.

Limpieza de colon siempre se realizará en en fases sin síntomas, y por la noche después de una cena ligera. Preparar una infusión con 1/4 litros de agua mineral y 2 bolsitas de manzanilla, hervir 10 minutos, dejar reposar y enfriar hasta que esté a ente 35º y 37º aplicar con un enema en el que quepa la totalidad del preparado para poder aplicarlo de una sola vez. Cuando haya terminado, aplicar con una cánula 50ml de silicio orgánico en el colon y dejar toda la noche.

BIBILOGRAFIA

 

Alimentación la tercera Medicina Jean Seignalet

(Bellanger y GENDRE 1996)

https:/publication/280304665_Akkermansia_muciniphila_y_Faecalibacterium_prausnitzii_como_bacterias_reguladoras_En_el_contenido_intestinal_de_pacientes_con_Enfermedad_Inflamatoria_Intestinal.

Cui L et al. (2013) A polysaccharide isolated from Agaricus blazei Murill (ABP-AW1) as a potential Th1 immunity-stimulating adjuvant. Oncol Lett. 6(4):1039-1044.

www.laenfermedaddecrohn.com

©2019 por silicioorganico. Creada con Wix.com